Red de Vida

Nuestros inicios

El 05 de octubre de 1992, la familia Herrera, sus Pastores Carlos y Eugenia, y sus hijos Maureen, Andrés y Felipe comenzaron a servir en la iglesia Asambleas de Dios, Lomas del Río. La congregación tenía unos 60 miembros que pronto se multiplicaron a través de la predicación del evangelio, bajo el poder del Espíritu Santo, en medio de milagros, sanidades, liberación y salvación.

Con el paso de los años Dios ha traído un gran movimiento de salvación y servicio. Ministerio Red de Vida es una iglesia llena de gente apasionada, luchadora y comprometida con la causa de Cristo, hoy son cientos de colaboradores que hacen posible el desarrollo de la obra de Dios. Sabemos que Dios tiene a su iglesia en esta comunidad para ser luz y esperanza.

¡Somos una iglesia viva! ¡Somos vida!

Visión

¿Cómo lo hacemos?

Somos una gran familia, organizada en grupos que se ajustan a las necesidades de cada miembro. Por medio de ellos, servimos a Dios y a las personas, siendo nuestro principal objetivo llevar el mensaje de salvación a cada una de ellas. 

Podrás encontrar un lugar para vos en alguna de las siguientes redes:

Infantil

¡Ellos son un valioso tesoro! Tenemos grupos para niños desde los 5 hasta los 9 años.

Conocé nuestras actividades

Infantil

El mejor lugar para que preadolescentes de 10 a 12 años sean alcanzados, restaurados, orientados y afirmados.

Conocé nuestras actividades

Go

Dirigido a adolescentes entre los 13 y 17 años. Un espacio para ser acompañados y orientados en el ámbito espiritual, personal, familiar y profesional.

Conocé nuestras actividades

Ultra

Un espacio para jóvenes en su proceso de transición a la adultez. Ideal para jóvenes que terminaron el colegio, están comenzando la U o empezando a trabajar.

Conocé nuestras actividades

Plus

Un espacio diseñado para personas en su etapa de adultez, que quieran conocer más de Jesús y ser formados bíblica y espiritualmente.

Conocé nuestras actividades

Matrimonios Jovenes

Un lugar especial para que matrimonios de menos de 10 años de casados sean edificados en Cristo.

Conocé nuestras actividades

Infantil

Una red de apoyo a la mujer. Un espacio para amar y servir a Dios con todo el corazón.

Conocé nuestras actividades

Infantil

Hombres dispuestos a seguir el ejemplo de nuestro Señor Jesús, y conocer el verdadero diseño de Dios para ellos.

Conocé nuestras actividades

Nuestros Pastores

A la edad de 21 años, el Pastor Carlos Herrera Arroyo entregó su vida a Jesús, en medio de una campaña de Sanidad Divina dirigida por los misioneros Ken y Marcie Dahlager en Pavas, de donde es oriundo.

Pronto el pastor Carlos después de una experiencia directa con el Espíritu Santo fue apasionado por el servicio a Dios y alcanzar las almas para Jesús. Comenzó a involucrarse en todo tipo de áreas de servicio, entre ellas iglesia de niños, plantación de iglesias, escuela dominical, ministerio con hombres, misiones, como miembro del equipo pastoral en su iglesia local y predicación de la palabra de Dios, entre otras.

El Pastor Carlos luego de pasar su proceso de estudios en el Seminario Teológico de Asambleas de Dios en Costa Rica, se graduó de Licenciado en Teología.

La Pastora Eugenia Rodríguez Zúñiga, entregó su vida al Señor a sus 22 años, y desde entonces ha existido un deseo en su corazón por compartir a Jesús y servir a las personas. Siempre ha sido una mujer de fe, donde ha podido ver a Dios usándole a través de milagros y sanidades.

La pastora Eugenia tiene un gran ministerio con mujeres, en donde Dios le ha permitido liderar a centenares de ellas, desarrollándoles para la obra de Dios.

Nuestros pastores unieron sus vidas en matrimonio el 15 de julio del año 1982, donde desde entonces juntos han estado sirviendo a Dios.

En el año 1992, Dios le hace un fuerte llamado a los pastores, para que junto a sus tres hijos, Maureen, Andrés y Felipe, pastoreen en la comunidad de Lomas del Río, en Pavas.

Desde entonces, su visión ha sido impulsar a todo Ministerio Red de Vida a ganar las almas, trabajando con amor, gozo, pasión y entrega en la Gran Comisión que nos dejó el Señor Jesús. Junto a los miembros de la iglesia, los pastores han sido testigos del poder de Dios y las manifestaciones del Espíritu Santo, en medio de una comunidad de personas muy conscientes de su necesidad y anhelo por Dios.